Archivo de la categoría: Rugby

El sueño americano

En 2006 la Disney tuvo la feliz idea de recoger una de esas historias lacrimógenas que abundan por Estados Unidos y convertirla en una película. Cinematográficamente no pasará a la historia, sin embargo, Invencible’  sirvió para dar a conocer la leyenda de Vince Papale.

Tras trece temporadas con un sólo balance positivo, en 1976 los Philadelphia Eagles fichan como nuevo entrenador a Dick Vermeil, técnico hasta entonces en la universidad de UCLA. Ante el pesimismo que se cierne sobre el equipo, Vermeil anuncia que todas aquellas personas de la ciudad de Philadelphia que lo deseen, pueden presentarse en las instalaciones del club para realizar una prueba y si la pasan podrán pertenecer a la disciplina de los Eagles de la NFL.

Animado por sus colegas y ahogado por las deudas, un camarero de 30 años llamado Vince Papale acude a la llamada. A pesar de que se citan cientos de ex jugadores universitarios, y aunque en un principio Vermeil se tomaba la convocatoria como una manera de aumentar la moral de la ciudad y nada más, Papale poco a poco va pasando los cortes y finalmente consigue una plaza como jugador profesional.

Aquel camarero, que sólo había jugado de manera federada al fútbol americano durante su época en el instituto, formaría parte de la plantilla de los Eagles durante tres temporadas. Nunca fue un jugador destacado y en la mayoría de los partidos disponía de pocos minutos, pero todos sus compañeros siempre lo señalaron como el culpable de que en 1980 los Eagles volvieran a la Super Bowl.

Con el tiempo, Papale fue elegido dentro del equipo ideal en la historia de los Eagles. La frase ‘sueño americano’ se usa a menudo y muchas veces sin sentido. En este caso, son las palabras exactas para definir una historia, que ni el mejor guionista de la Disney hubiera soñado.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Rugby

¡Muero! ¡Vivo! All Blacks

“¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo! ¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo! Este es el hombre valiente que trajo el sol y lo hizo brillar de nuevo. ¡Un paso, otro paso! ¡Un paso, otro paso! ¡El Sol brilla!”

En 1905 una selección de rugby de Nueva Zelanda realizó una gira por las Islas Británicas con un balance de 31 victorias, 1 empate y 1 sóla derrota ante Gales. Fue tal la impresión que dieron aquellos indígenas en la cuna del rugby que se les puso el apodo de All Blacks (todos negros). A pesar de que ahora la selección neozelandesa viste de negro, el mote no nació de la vestimenta. Hay dos teorías: la primera hace referencia a las palabras ‘All back’ (todos vuelven) como referencia a su vuelta tras la gira victoriosa, y la otra, más plausible, a su juego de calidad, ‘a la mano’, en el que todos parecían zagueros (all backs), característica que se mantiene hoy en día.

Aunque por tradición Nueva Zelanda practica el rugby más estético del mundo, esto no debe confundir con el terror que despiertan entre sus rivales por su agresividad. La Haka, cuya traducción ensalza el comienzo de este artículo, es una suerte de danza de guerra maorí que los jugadores de la selección oceánica bailan en el centro del campo al inicio de cada partido, de cada batalla, como se hacía antiguamente.

Sin embargo, el marketing, ese virus que intoxica las tradiciones, hizo su aparición en 2005 antes de un partido del Tres Naciones entre Nueva Zelanda y Sudáfrica. Los neozelandeses saltaron al campo y bailaron la Haka. Pero no era la de siempre. Era una nueva, una danza artificial creada expresamente para representarse en los partidos. No era lo mismo.

“All Blacks, dejádme fundirme en un sólo ser con la tierra. Esta es mi tierra que vibra. ¡Es mi hora!¡Mi momento!Esto nos define como All Blacks. ¡Es mi hora! ¡Mi momento! Nuestro dominio, nuestra supremacia triunfará. Y llegará a lo más alto. ¡Helecho plateado! ¡All Blacks! ¡Helecho plateado! ¡All Blacks!”

La nueva Haka, o Kapa como fue bautizada por el marketing, acaba con un gesto de los jugadores en el que simulan rebanar el cuello al rival. ¿ Más agresiva? Si. ¿Más llamativa? Si. Pero esos no son ‘nuestros’ All Blacks, los que ganaron 33 de 35 partidos en 1905.

 

1 comentario

Archivado bajo Rugby