Archivo de la etiqueta: El Guerrouj

Atenas 04: Alá corre en zapatillas

Hicham El Guerrouj corría los 1500 en 3´33″ cuando aún no había cumplido los 20 años. A los 21 ya era campeón del mundo. A los 23 había dejado el récord del mundo en un estratosférico 3’26″00″. Cuando Hicham llegó a la treintena, unicamente había perdido una carrera en 6 años. De 1997 a 2003 su única derrota se produjo en la final de los JJOO, los málditos Juegos Olímpicos.

Todo comenzó en Atlanta 96. Morceli y Cacho eran los favoritos, pero un joven El Guerrouj tenía mucho que decir. En la última vuelta estaba bien colocado, pero tropezó. Quedo último. Cuatro años de espera.
Después de ganar todos los títulos posibles, El Guerrouj era el gran favorito en Sidney 2000. El oro se pagaba 1 a 1,1. Fue una carrera rápida. En los últimos 200 metros un sprint de Ngeny le dió el oro con 3’32″07″, nuevo récord olímpico. Hicham fue plata, el segundo puesto más doloroso de siempre. La mayor sorpresa de la historia del atletismo olímpico. Otros cuatro años de espera.
Sabía que era su última oportunidad. El año anterior había logrado vencer en 1500 y 5000 en los Mundiales de París. Repitió fórmula antes de los Juegos de Atenas. Llegaba al campeonato con un par de derrotas y una pequeña lesión, aún así era el favorito en 1500; otra cosa eran los 5000.
Entre semifinales y finales, El Guerrouj debía hacer 5 carreras en menos de una semana. Esfuerzo titánico. Desde Paavo Nurmi en 1924 nadie había logrado el doblete, y además Alá nunca había estado presente en una pista olímpica.
La primera fue la de 1500. La carrera fue lenta. Al llegar a la última curva Hicham iba primero pero el pelotón de favoritos estaba con él. Recta de meta. Un keniata, otra vez, le hace frente. Bernard Lagat se abre y ataca por la calle exterior. Parece que Alá tampoco acudirá a estos Juegos. Lagat avanza. Se iguala a Hicham. Cuatro piernas al unísono. Meta….Al fin. Por milésimas. Pero las 18 de su 3’34” le dan el oro. Marruecos estalla de alegría.
El Guerrouj llega relajado a la final de 5000m. A diferencia del 1500 aquí le interesa una carrera lenta, ya que está muy lejos del recordman y gran favorito Kenenisa Bekele. El keniata también aspira al doblete; 5000 y 10000. Uno quiere emular a Nurmi y el otro a Zatopek. La carrera huele a leyenda.
Muy lenta, avanza la carrera. Llegamos a la última vuelta. Bekele fuerza el ritmo. Detrás, Kipchoge -que será bronce- y El Guerrouj. Son unos últimos 400 terroríficos. Llega la curva. Ahora Hicham intenta demostrar que procede de una distancia más corta. Sprinta. 100 metros. En ese momento Bekele vuelve a forzar. Parece que va a ganar. 50 metros. Es entonces, cuando Alá decide aparecer por Atenas. El de las zapatillas había hecho méritos suficientes para llegar al Olimpo, para no quedarse unicamente en campeonatos mundiales. Se produce el milagro. El Guerrouj vuelve al primer puesto. Victoria. Campeón. Doble campeón.
Alá quiso que el premio fuera doble. Tuvo que esperar 8 años, pero al fin lo logró, por partida doble y en Atenas, donde le corresponde, en el Olimpo.

Deja un comentario

Archivado bajo Atletismo