Archivo de la etiqueta: Italia

El ángel de Dios vs el ángel de las sombras

En 1948 Italia era un país sin alma que se debatía entre los tejemanejes de los USA y los de la URSS como parte del mapa geopolítico de la Europa de postguerra. Durante el Tour de aquel año, el líder del PC italiano, Palmiro Togliatti fue asesinado y toda indicaba que una guerra civil iba a estallar.
Al mediodía del 14 de julio, Togliatti fue tiroteado a pocos pasos del Congreso de los Diputados. Durante las largas horas de la intervención quirúrgica, las agencias de prensa inundaron las redacciones de los periódicos de comunicados alarmistas y contradictorios, llegando a anunciar la falsa noticia de la muerte de Togliatti.
Al día siguiente la tensión es altísima. Italia está dividida en dos. Aislada. Sin comunicación interior, sin teléfonos ni trenes, con las carreteras cortadas. El caos acecha, porque las manifestaciones son espontáneas. El país, sin comunicación, es un drama de miedo y violencia.
Pero a las 17.15, desde Francia, llega la noticia de que el viejo Gino Bartali, diez años después de su última victoria en el Tour en 1938, y pese a tener un retraso de 22 minutos con el maillot amarillo Louison Bobet, destroza la carrera pasando el primero en todos los puertos de la etapa reina.
Todo el equipo italiano quiso retirarse cuando recibió la noticia del atentado a Togliatti. Pero por la mañana, Bartali (fascista confeso) había recibido una llamada telefónica de De Gasperi (primer ministro democristiano) y la bendición del Papa para ganar. Bartali gana. A lo grande. En el primer puerto era el primero, en el segundo también, en el tercero ya contaba con una gran ventaja, en el cuarto estaba sólo, y en el quinto había recuperado los 22 minutos de retraso. La empresa, extraordinaria, casi sobrehumana, continúa el día siguiente. Ganará también la etapa alpina de Briançon a Aix les Bains, y a la llegada se viste de un amarillo, que no abandonará hasta París.
En todas las plazas de Italia, comunistas, democristianos y policías se abrazan. Delirio. Bartali salvó a Italia. Muchos han dicho que su victoria hizo descubrir a la Iglesia la importancia del deporte como distracción social. Poco después, Bartali fue señalado por el Papa como ‘perfecto atleta cristiano’.
De hecho, el odio encarnado entre Gino (fascista) y el gran Fausto Coppi (comunista) se asumió cada vez más como una especie de cruzada. Por ello, la foto del Tour de 1952 en la que el ‘ángel de las sombras’ le da una botella de agua al ‘angel de Dios’ es considerada el fin de la posguerra en Italia. A pesar de que ni en esa foto, ni en años futuros, ni los unos ni los otros se miraron a los ojos.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ciclismo

Il emperatore de Roma

Roma-Empoli. 30.000 espectadores. El Olímpico semivacio. Unicamente la Grada Sur enarbola banderas, cánticos y las tan temidas bengalas. Salen los jugadores. Rugen los tifosi. El humo hace su aparición. Uno a uno, el maestro de ceremonias, el speaker, nombra a los once gladiadores giallorossi que harán las delicias del respetable.
Y llegamos al número 10. Francesco…TOTTI! El sonido es ensordecedor. El emperador hace acto de presencia.
Francesco Totti es más romano que Rómulo. Criado en San Geovanni, barrio que mando levantar el Duce, Francesco recala en las categorías inferiores de la Roma y debuta en el primer equipo en 1993, con apenas 16 años.

Il Pupone será director de orquesta de una maravillosa selección italiana que gana el europeo sub-21 a España en la final disputada en el verano de 1995 en Montjuïc. Totti muestra todo su esplendor en aquel partido; faltas milimétricas, toques precisos con la zurda y sobretodo elegancia, quilates y más quilates de fútbol.
Totti ha sido, es y será romanista. En Roma (amoR), los dioses son eternos. Pudo haber emigrado pero no quiso. Coétaneo de Del Piero, como Pinturicchio ha vivido encorsetado por la rigidez de los entrenadores italianos que no contemplan al mediapunta como una pieza del juego.
En la temporada 2006/07 Luciano Spalletti se inventó una nueva forma de jugar al fútbol. Cuatro defensas y seis centrocampistas. Sin delanteros. Pero les dijo a las seis medios: hagan ustedes lo que quieran. Nureyev se reinventó. Bota de Oro. Por si alguien tenía duda de quien era el Emperador.

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Zizou

A mí no me gusta hablar de los cuatro grandes. Me parece una aberración. No se pueden comparar épocas distintas. A principios del 2006 la firma alemana Adidas entregó tres pares de botas idénticas a las usadas por su selección en la final del Mundial de 1954 a jugadores del Schalke 04.  Parecían novatos de Tercera Regional. Eran incapaces de dar más de tres toques seguidos a unos utensilios que tenían mucha similitud con las actuales botas usadas por los marines.

Tenía más técnica Di Stéfano que Maradona? Quizás. Pero Don Alfredo sería incapaza de aguantar más de 20 minutos en un partido actual. El puro y la copita de anís hacen estragos.

Para mí hay épocas. Los años 30 fueron para Meazza y Sindelar. Los 50 son de Di Stéfano. Los 60 son de Pelé, los 70 de Cruyff y de Beckenbauer, los 80 de Maradona y los 90 tardíos de Zidane. Zinedine es el único que proviene de África. El único capaz de conjugar técnica y físico con la rigidez táctica que hacen del fútbol de hoy en día una máquina totalmente engrasada. Un nueve (9) en todos los sentidos.

Y el físico de Zidane dijo basta. El día elegido era el 9 de julio. El marco una final de la Copa del Mundo. Inigualable. A los 7 minutos, penalty. Zizou la coge. Enfrente el que dicen mejor portero del mundo. Por donde lanzar? El árbitro pita. Uno, dos, tres pasos. Zidane no la golpea, la acaricia. El balón hace una parábola majestuosa, golpea en el larguero. Buffon cae, el balón también. Golpea en la línea. Zizou ni se inmuta. Suspense para todos menos para él. No busca un posible rechace. Gol. Maradona dice que es un genio, Pelé que en una pierna tiene más calidad que toda la selección francesa junta.

Minuto 122. Roja. La misma cabeza que ocho años atrás otorgó un Mundial ahora lo hace perder. JM Rubio decía que Maradona hizo muchas cosas mal pero todas fuera del campo. El fraile las hizo dentro. Qué lastima! Zeus ya no aprenderá a hablar francés.

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol